Ganar dinero con dominios

De las muchas formas de ganar dinero online, hay una que nos  puede dar buenos beneficios basados en la suerte, la estrategia, la dedicación  y el estudio, y es bien sabido que con tiempo y mucho esfuerzo, trabajar con nombres de dominio puede ser una de las formas más  lucrativas de ganar dinero online. Si llevas en  el mundo del marketing online por algún tiempo,  puede que te suene más la expresión inglesa “domain flipping”. Lo cierto es que  la expresión viene del procedimiento ya conocido de comprar una vieja casa de  bajo valor, arreglarla y hacerla más atractiva y aparente, y venderla por un  precio mayor de lo que la compraste. Bastante sencillo, ¿no? En este caso, el  sitio viejo y prácticamente olvidado no es una casa, sino un nombre de dominio  – la dirección principal de un sitio Web.

Con un poco de paciencia y tiempo para realizar búsquedas, los buscadores de dominios dedicados, puede encontrar sitios Web que ya no son casi usados, mantenidos de una forma muy pobre pero con identificadores  reconocibles, y comprarlos. Los profesionales que se dedican al domain  flipping, pueden pagar unos cuantos cientos de dólares o incluso miles si lo  ven potencialmente viable, y después mejorar y actualizar esa Web así aumentando  su valor. Con un buen trabajo, el nombre de dominio puede alcanzar un valor  mucho más alto de los que se pagó inicialmente. Para hacernos una idea de esto, el dominio sobre pájaros bird-cage.com,  fue comprada por 1800 dólares (1250 euros) hace solo 5 años, y después de un  rediseño y pasando dos años, en 2007 fue vendida a un vendedor de jaulas para  pájaros por 170.000 dólares (118.000 euros), de esta mismo forma también podemos encontrar otros dominios como urgil24.es.

Como se ha dicho, hacer negocios con nombres de dominios  puede ser muy rentable y proporcionar una buena manera de percibir ingresos por  medio de Internet. ¿Cómo hacerlo? Hay varios métodos y tenemos toda clase de  métodos para poder llegar a tener buenos ingresos, pero básicamente podemos  resumirlo en unos pocos pasos: Lo primero es tener un sitio donde poder registrar  los dominios. Yo aconsejo Godaddy al ser de los  más baratos y fiables que he podido encontrar en Internet. Godaddy nos  proporciona unos buenos servicios a la hora de registrar y traspasar los  dominios registrados.

Una vez hecho esto, podemos inclinarnos por dos estrategias. La primera es comparar un nombre de dominio y luego venderlo sin construir el  sitio Web y simplemente promocionando el nombre. La segunda es compara el  dominio y ponernos mano a la obra y poner en marcha un sitio Web y usar marketing y SEO para  monetizarla antes de venderla. Para poder buscar y comprar dominios, hay varios  sitios que están dedicados a facilitar el trabajo, como es el caso de eBay. De hecho, es uno de los sitios que nos puede  venir bien si estamos empezando, ya que tiene un número de visitantes buscando  comprar y vender estos dominios.

El siguiente paso es por supuesto es buscar nombres de  dominio de valor que hayan expirado o que estén en venta al no continuar apenas  usando la Web (o incluso que ya no tenga sitio Web). Es quizá la parte más atareada  y que consume más tiempo ya que no es tan fácil como parece. Podemos jugar en  este parte con palabras y frases clave en nichos de mercado de los que tengamos conocimiento.  Según vayas encontrando dominios que han expirado o buenas palabras clave que  nos pueden proporcionar visitas, regístralas hasta tener un buen número de  ellas. Debes pensar que lo que te estás gastando es una inversión.

Se pueden aparcar los nombres de dominio que vayamos  registrando para ver si siguen generando tráfico por sí mismos. En este paso  hasta podemos ir ganando algo de dinero ya que hay sitios que nos ofrecen un  porcentaje de los clics que se reciben si los aparcamos en sus sitios Web. Este  es el caso de por ejemplo parked.com,  los cuales ofrecen ingresos por las visitas que generan nuestros sitios  aparcados. Si vemos que no genera mucho tráfico por si solo, podemos utilizar  métodos SEO para aumentar las visitas y crear una Web con el nombre de dominio,  o simplemente la podemos listar en eBay e intentar revenderla por un precio  mayor.

Hay que pensar de la siguiente forma: registrar un dominio en goddady.com vale algo menos de  10 dólares por un año, lo cual es muy barato no llegando a los 7 euros. Con un  poco de suerte, lo puedes vender el mismo día por 100 dólares. Si le dedicas  tiempo para que el nombre de dominio tenga más visitantes y con su propia Web,  en unos pocos meses lo puedes vender por unos cuantos cientos o incluso miles de dólares. No es mal negocio si le dedicar algo de tiempo. Hay gente que se  dedica a tiempo completo y tiene en su poder miles de nombres de dominio con  los que trabajan.

 

Los cambios

El mes de enero es un mes de cambios. A muchas personas no les gustan los cambios, les dan miedo, y eso tiene una sencilla explicación, realmente no es al cambio a lo que le tienen miedo, es a lo desconocido, a lo nuevo, a lo que no se conoce… por eso hay que armarse de valor y estar preparados para los cambios y para lo que se nos acerca por la espalda.

Basta con darse una vuelta por las oficinas, por los bancos, por los despachos para poder apreciar cómo van cambiando las cosas, las personas, es fácil ver nuevos portanombres de mesa con las iniciales de las nuevas incorporaciones, es fácil encontrar rostros nuevos en las sucursales, e las empresas más grandes, personas en prácticas, becarios deseando dejar de serlo y personal de apoyo para las empresas más voluminosas. Estas empresas cada año buscan siguiendo este link al sitio los precios más económicos en las cosas que se necesitan para afrontar el año con todo lo necesario para desempeñar su trabajo en las mejores condiciones posibles.

Son muchas las empresas que amplían las plantillas, otras por desgracia tienen que desprenderse de personal por que la actividad comercial no va como se esperaba en principio pero sea de una manera o de otra, todo son cambios y no hay mejor cosa que estar preparados para lo que pueda pasar, para no asustarse cuando se aproxime uno de estos cambios. Una buena preparación puede hacer que le pierdas el miedo a lo desconocido y lo puedas afrontar de otra manera.

Hay personas que tienen la capacidad de no aferrarse a nada por lo que cuando se les sobreviene un cambio no les afecta en absoluto, da igual cambiar de trabajo que de ciudad, estas personas toman las cosas tal y como vienen y se adaptan con una velocidad asombrosa a lo que les llega, otras sin embargo, son más prudentes, son mas suspicaces y esperan con temor los cambios, ya que pueden traer consecuencias no tan buenas para algunos.

Lo que está claro es que la vida está llena de cambios, unas veces buenos, otras no tanto pero al fin y al cabo cambios a los que hay que adaptarse, a los que debemos de hacerles frente para poder seguir con nuestra vida tal y como la llevábamos, para poder seguir adelante sin necesidad de mirar hacia atrás.